Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
2 junio 2011 4 02 /06 /junio /2011 02:31

     ¡Madre Mía, qué extendida está en la sociedad la teoría de que el Cristianismo sumió a la mujer en un abismo de sombrar y marginalidad! Claro está que no todos son luces, que el comportamiento de la Iglesia Católica (por concretizar más el tema) no siempre fue el que debiera, también con respecto a la mujer. Pero no mentimos al decir que la mujer vio realzada tremendamente su dignidad gracias al Cristianismo.

      En torno a este tema creo que hay un punto al que no se le ha dado la importancia que se merece, y es el de el valor de la monogamia impuesto por el Cristianismo. Al contrario de lo que muchos piensan, la monogamia no estaba completamente arraigada antes de la llegada del mensaje evangélico. Basta con leer el pasaje de Mateo, 19, 1-10:

 

Cuando Jesús terminó de decir estas palabras, dejó la Galilea y fue al territorio de Judea, más allá del Jordán.

Lo siguió una gran multitud y allí curó a los enfermos. Se acercaron a él algunos fariseos y, para ponerlo a prueba, le dijeron: «¿Es lícito al hombre divorciarse de su mujer por cualquier motivo?».

El respondió: «¿No han leído ustedes que el Creador, desde el principio, los hizo varón y mujer;  y que dijo: "Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos no serán sino una sola carne"?

De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Que el hombre no separe lo que Dios ha unido».

Le replicaron: «Entonces, ¿por qué Moisés prescribió entregar una declaración de divorcio cuando uno se separa?».

El les dijo: «Moisés les permitió divorciarse de su mujer, debido a la dureza del corazón de ustedes, pero al principio no era sí.

Por lo tanto, yo les digo: El que se divorcia de su mujer, a no ser en caso de unión ilegal, y se casa con otra, comete adulterio».

Los discípulos le dijeron: «Si esta es la situación del hombre con respecto a su mujer, no conviene casarse».

      

       Aquí hablamos de monogamia y poligamia en el sentido de la vinculación definitiva entre un hombre y una mujer; no sería poligamia sólo el estar casado legalmente con más de una mujer, sino el no guardar la exclusividad, totalidad, y carácter definitivo del amor conyugal.

       Y es que la monogamia es un valor de origen fundamentalmente judeo-cristiano. Y es este concepto el que le da a la mujer un estatus mucho mayor que el que poseía, ya que, ¿dónde está la dignidad de la mujer cuando en el matrimonio, origen de la familia como célula básica de la sociedad, no recibe el amor y la entrega exclusivos del varón, teniendo que compartir su situación con otras mujeres? Como vemos en el fragmento evangélico antes expuesto, Cristo equiparó el pecado del adultario del hombre al de la mujer. Sería bueno que meditarámos sobre este punto, ya que es más importante de lo que puede parecer; no hay igualdad auténtica sin una nivelación de derechos y deberes dentro de la institución matrimonial.

Compartir este post

Repost 0
Published by J.L.R.P. - en VARIOS
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • : Blog católico acerca de la Historia del Cristianismo, en relación con temas actuales.
  • Contacto

Recherche

Liens