Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
24 agosto 2011 3 24 /08 /agosto /2011 00:41

     Ya sé que éste es un blog de Historia de la Iglesia (e intentaré dejar alguna pinceladilla desde esta perspectiva), pero no puedo resistirme (¡ni debo!) a comentar mi experiencia en la JMJ de Madrid.

     Acabo de volver del evento, y tengo que decir que a pesar del calor, de la sed, del poco dormir, de la masificación de la vigilia en Cuatro Vientos, de la lluvia y el viento, ha sido una de las experiencia más maravillosa que me ha ocurrido en la vida.

      Han intentado derribar a la Iglesia, a la Iglesia que fundó Cristo; y no han reparado en que Él no abandona a sus pequeños... Banderas de EE.UU., de Polonia, de Ucrania y Rusia, de Uruguay, de Kuwait, de Vietnam, de China, de México (entre tantos otros), dos millones de peregrinos en Cuatro Vientos, capillas con el Santísimo expuesto allí mismo, y ¡he visto tanta fe!... Contra el fatalismo que la situación mundial parecía indicar, y aún más en España, los católicos hemos demostrado que estamos unidos como cuerpo místico de Cristo que somos, con el Santo Padre al frente. ¡Dios siempre socorre a su pueblo! La fe mueve montañas: otra vez ha quedado claro. Frente a la división del hombre a causa de su caída, del pecado original, surgida por su egoísmo y falta de humildad, que también reflejada está en el episodio de la Torre de Babel, en el que el ser humano intentó competir con Dios, en vez de crecer a partir de su unión con Él, la Jornada Mundial de la Juventud ha mostrado al mundo que la Resurrección de Cristo y la acción de su Espíritu verdaderamente ha devuelto la unidad a su pueblo; ciertamente han venido del Oriente y del Occidente: Cristo, nuestro Salvador, nos ha reunido. El poder del Infierno no han podido con la Santa Iglesia.

      Ha sido la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, desde que el beato Juan Pablo II la instituyera en 1985, en la ciudad de Roma. Evidentemente, de forma conjunta las diferentes diócesis del mundo sólo la celebran con una periodicidad de tres años ahora, dos anteriormente; pero a nivel diocesano se produce todos los años. Grande fue la intuición de Juan Pablo II al fundar este magno evento, que tantos frutos y tanta renovación está produciendo en el seno de la Iglesia Católica, no sólo entre los jóvenes. Bendito sea el beato Juan Pablo II por su decisión, de seguro inspirada por el Espíritu Santo, y su sucesor Benedicto XVI.

     ¡Arraigados y edificados en Cristo, firmes en la fe! (cf. Col 2, 7).  

Compartir este post

Repost 0
Published by J.L.R.P. - en VARIOS
Comenta este artículo

Comentarios

Présentation

  • : El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • : Blog católico acerca de la Historia del Cristianismo, en relación con temas actuales.
  • Contacto

Recherche

Liens