Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
14 agosto 2011 7 14 /08 /agosto /2011 14:17

           Mañana 15 de agosto celebramos la Asunción de la Virgen María, la "Virgen de Agosto", como coloquialmente se suele denominar. Aunque el dogma de la Gloriosa Asunción de María en cuerpo y alma  fue declarado solemnemente por Pío XII en 1950, la celebración de dicha fiesta, y en ese mismo día ya la tenemos documentada desde la Antigüedad; y no porque sea la cristianización de las Feriae Augusti (fiestas en honor del emperador, que en verdad se celebraban el uno del mes, y no el quince), sino porque en la Jerusalén del Emperedor Constantino, ya se celebraba en aquel concreto día, en la Iglesia sita en el Monte de los Olivos, donde según una de las tradiciones, se había producido la Dormición de María.

           Pues contemos ahora una anécdota (verdaderemente mucho más que eso) relacionada con esta fiesta tan antiquísima. Napoleón, aquél señor con tantas ansias de poder y al que tan mal le caía la fe cristiana y la Iglesia Católica (pero que paradójicamente no dudó en hacerse proclamar Emperador por el Papa), nació curiosamente un 15 de agosto, el día de la Asunción, fiesta que en Francia tenía un arraigo impresionante. Pero claro, el insigne emperador francés no podía permitir que el día del aniversario de su nacimiento quedara "oscurecido" por una fiesta mariana, que además coincidía con el festejo de la coronación de Luis XIII, rey que un 15 de agosto, esta vez del año 1637, proclamó a María protectora de la nación gala. Además, como bien recalca Vittorio Messori, no era agradable para el corso la presencia de una figura que había mencionado en el famoso Magnificat que Dios derriba del trono a los poderosos, y que dispersa a los soberbios de corazón. Por tanto, se puso manos a la obra, y mediante unos cuantos obispos de escasa catadura moral y algunos estudiosos comprados, se sacó de la manga que en Roma, en el pasado, se llegó a celebrar el martirio de un tal Neopolo, entre otros; de este Neopolo derivaría el nombre Napoleo. Así, el 19 de febrero de 1806, publicó un decreto oficial que cambiaba en todo el imperio la fiesta mariana de la Asunción por la del santo "Napoleone".

          Evidentemente, el Papa Pío VII se quejó como la ocasión merecía, ya que era una flagrante intromisión del poder temporal en los asuntos espirituales. Poco caso hizo Napoleón de las protestas del Santo Padre. Gracias a Dios, este desvarío acabó con la desaparición del desmesurado emperador francés.

          Pero he aquí que, curiosidades de la vida, tal y como cuenta el historiador Gérard Mathon, el hecho de que durante un tiempo se celebrara esta fiesta de San Napoleone provocó que el día 15 de agosto permaneciera como fiesta de precepto, ya que de lo contrario posiblemente habría sido suprimida, como otras, por el Concordato de 1801. ¡Si es que los caminos del Señor son inescrutables!

          Durante unos días no podré publicar posts, ya que me marcho como humilde peregrino a las Jornadas Mundiales de la Juventud de Madrid. Que María, Madre de Dios y Madre nuestra, y asunta al cielo, interceda por este maravilloso evento para que sus frutos sean abundantes entre la juventud española y mundial, y entre todo el pueblo católico. ¡Santa María, que subiste hacia tu hijo en cuerpo y alma, imagen de la esperanza y de la promesa hecha por Cristo a su Iglesia, ruega por nosotros! ¡Nos vemos tras la JMJ!

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

Emilio 08/21/2011 01:10



"El éxito de la Jornada Mundial de la Juventud se puede medir con dos criterios: uno, más superficial o
«periodístico», destaca la afluencia multitudinaria a sus actos y la espectacularidad de su «puesta en escena»; el otro, más reposado o «teológico», repara en detalles que pasan
inadvertidos a simple vista: la rehabilitación paulatina del latín en la liturgia, el restablecimiento del sacramento de la Penitencia en el corazón de la vida
cristiana, la adoración eucarística como alimento primordial de la fe, la restauración de la vida consagrada, el diálogo franco de la fe con la cultura y
la ciencia.


El pontificado de Benedicto XVI se ha distinguido, desde su comienzo, por prestar siempre
una especialísima atención a estas cuestiones, en la convicción de que la fe católica sólo mantendrá su sempiterna novedad si mantiene su originalidad distintiva; y «originalidad», no hace falta
decirlo, viene de lealtad a los «orígenes», no de sumisión lacayuna a las modas."


http://www.primeroscristianos.com/index.php?/news/view/jmj_-_madrid2011_ecce_fides_hispaniae_por_juan_manuel_de_prada/



J.L.R.P. 08/24/2011 00:41



     ¡Muchas gracias por esta aportación, Emilio! Como dice este texto, hay muchas formas de valorar el éxito de la JMJ. El numérico ha sido indudable. El de la ayuda a
perseverar en nuestro camino cristiano, ya lo veremos poco a poco, pero estoy convencido de que así será. En el de Sidney, un país principalmente protestante, surgieron 5000 nuevas vocaciones al
sacerdocio (hablo de memoria); Dios nos bendiga con algo semejante, ya que estamos faltos de pastores en España: estoy seguro de que Dios lo hará.



Emilio 08/20/2011 18:04



Si no me equivoco, la fiesta de la Asunción era conocida antiguamente como el Tránsito de la Virgen. Ahora, pasa casi desapercibida en las mismas iglesias.


Mi madre, que no es mucho de ir a misa, se queja de poco realce que tienen actualmente las fiestas marianas. Ella recuerda con emoción y ternura que, cuando era niña, el día de la Virgen era todo
flores y canto.


Lástima que, por estas tierras al menos, las quejas de los protestantes, más bien ignorantes que no entienden ni quieren hacerlo, haya provocado, a mi juicio, el enfriamiento del culto a la Madre
de Dios.


La Virgen Madre toda santa, en mi modesta opinión, no sólo es el espejo sin mancha de la gloria de Dios sino también, el de su ternura



J.L.R.P. 08/23/2011 15:27



¡Hola Emilio! Es una lástima que se pierda la devoción a la Virgen María, desde luego. Pero aún más que una lástima, es una traición a la doctrina católica y al mensaje evangélico, que le da un
papel primordial a María en la historia de la salvación.


Afortunadamente aquí en España, tierra de María, como la calificaba Juan Pablo II, no hemos perdido nada de nuestro culto a María.


Tienes toda la razón del mundo cuando dices que es algo muy negativo el enfriamiento del culto a la Madre de Dios. No olvidemos que como decía el Cardenal y Beato John Henry Newman, después de
superar sus primeras reticencias, se dio cuenta de que en los países donde se había mantenido fuerte el culto a María, el culto a Cristo había resistido de pie.


Tanto es así que por ejemplo, tanto Pablo VI como Juan Pablo I y Benedicto XVI han recalcado la importancia del culto a la figura de la Virgen María (como Madre de Dios y de los hombres) en la
vida de la Iglesia. Pablo VI publicó la famosa Exhortación Apostólica Cultus Marialis; ¡qué decir de Juan Pablo II, que llevó su devoción a María a los cuatro rincones
del planeta, y que publicó la Encíclica Redemptoris Mater; por su parte, Benedicto XVI constituye, por sus propias palabras, un claro ejemplo del fiel que al principio
tiene sus dudas acerca de algunos aspectos del culto mariano, pero que finalmente comprende su necesidad, y lo que es más importante, la voluntad divina que nos exige dicha veneración.


       ¡No permitáis que en vuestra tierra los fieles se olviden de Nuestra Santa Madre! Sería el fin de la fe cristiana en aquél bendito continente. Espero que
como tú haces sabiamente, tus hermanos americanos no olviden que María de Nazaret es y será siempre la emperatriz de aquellas tierra.


        ¡Un abrazo fuerte Emilio, que Dios te bendiga, y no temáis, que América siempre será tierra de María! 



Emilio 08/20/2011 14:56



Pues, que le vaya muy bien, peregrino y que Dios y su santísima madre lo acompañen.



J.L.R.P. 08/22/2011 14:26



     ¡Ya estoy aquí! ¡Muchas gracias por tus buenos deseos Emilio! Ha sido impresionante, hermano; mucho calor, sí; mucho cansancio, sí, mucha sed, también; pero qué bonito,
Dios mío, ¡qué bonito! Ha sido toda una bendición de Dios. ¡Cómo me he acordado de las palabras de Cristo.. "que todos sean uno, para que el mundo crea que tú me has enviado" Que el mundo
observe, y medite...


      ¡Gracias por estas JMJ, Señor Nuestro! Gracias por dejarme vivir esta maravillosa experiencia de unión de la Iglesia y fidelidad al Santo Padre. Gracias por tus
oraciones Emilio, se han notado mucho. Hoy mismo contestaré a todos tus post, gracias por tu colaboración. Un abrazo fuerte, que Dios te bendiga, y ¡viva el Papa...!



Présentation

  • : El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • : Blog católico acerca de la Historia del Cristianismo, en relación con temas actuales.
  • Contacto

Recherche

Liens