Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
12 abril 2012 4 12 /04 /abril /2012 20:21

        Veamos hoy otra de las tesis mantenidas, también muy plausible, para explicar a quiénes se refieren los libros del Nuevo Testamento al hablar de los hermanos (y hermanas, no lo olvidemos) del Señor. Hablamos en este caso de la teoría que defiende el concepto de hermanos como miembros del grupo de discípulos de Cristo.

        Para exponer esta visión, Messori alude a la investigación hecha por el biblista y docente José Miguel García (¡honra ver entre los mayores expertos mundiales en la Sagrada Escritura a un autor español!), quien partiendo del pasaje de las Bodas de Caná (Jn 2, 1-12), observa lo siguiente:

1 Tres días después se celebraron unas bodas en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí.

2 Jesús también fue invitado con sus discípulos.

3 Y como faltaba vino, la madre de Jesús le dijo: «No tienen vino».

4 Jesús le respondió: «Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Mi hora no ha llegado todavía».

5 Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan todo lo que él les diga».

6 Había allí seis tinajas de piedra destinadas a los ritos de purificación de los judíos, que contenían unos cien litros cada una.

7 Jesús dijo a los sirvientes: «Llenen de agua estas tinajas». Y las llenaron hasta el borde.

8 «Saquen ahora, agregó Jesús, y lleven al encargado del banquete». Así lo hicieron.

9 El encargado probó el agua cambiada en vino y como ignoraba su o rigen, aunque lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua, llamó al esposo

10 y les dijo: «Siempre se sirve primero el bu en vino y cuando todos han bebido bien, se trae el de inferior calidad. Tú, en cambio, has guardado el buen vino hasta este momento».

11 Este fue el primero de los signos de Jesús, y lo hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria, y sus discípulos creyeron en él.

12 Después de esto, descendió a Cafarnaúm con su madre, sus hermanos y sus discípulos, y permanecieron allí unos pocos días.

 

Como vemos en los versículos 1 y 2, la Virgen María estaba allí, y se dice que fue invitado también Jesús con sus discípulos, pero nada se dice de sus hermanos. En cambio, en el último versículo del pasaje (12), vemos cómo Jesús, tras aquella boda, descendió con su madre, sus hermanos y sus discípulos a Cafarnaum. Como vemos, ahora sí los menciona. ¿Cómo es posible que en un primer momento nada se diga de ellos, y sí al final de la narración? El investigador José Miguel García resuelve esta incongruencia haciendo un análisis lingüístico del texto. Dice el biblista que la partícula griega kai traduce textualmente un waw arameo que, con frecuencia, corresponde a la conjunción copulativa española y. Pero, en este caso, el waw es explicativo y su equivalente español es por tanto, es decir, o sea. Esto se ve claro en otros pasajes neotestamentarios, en los que el texto se hace mucho más comprensible si traducimos esa partícula kai con el sentido de por tanto. Por ejemplo, Marcos 15, 1: Los sumos sacerdotes, los ancianos, y los maestros de la ley y (kai) el tribunal supremo en pleno... Esto no es muy lógico, ya que los sacerdotes, los ancianos, y los maestros de la ley  formaban de por sí el tribunal supremo; en cambio, si traducimos el versículo como Los sumos sacerdotes, los ancianos y los maestros de la ley, es decir, el tribunal supremo en pleno, resulta mucho más plausible. Así expuesto el tema, siguiendo la explicación de  J.M. García, posiblemente la auténtica traducción del versículo 12, capítulo 2 de Juan, sería la siguente: Después de esto, descendió a Cafarnaúm con su madre, sus hermanos es decir sus discípulos (...).

A esta argumentación, añade el exegeta García un importante detalle, que nos es mostrado por V. Messori. Si estos hermanos fueran auténticos, es decir, de mismo padre y madre, la vuelta, después de las Bodas de Caná, debería ser a la casa familiar, en Nazaret. Pero en cambio van a Cafarnaúm, ciudad en la que Cristo se asentó para realizar su predicación en Galilea; esto es mucho más comprensible si aceptamos que esos hermanos de Jesús no eran familiares, sino discípulos.

Como podermos notar, es una visión diferente a la de los primos, defendida por autores como Bastero de Eleizalde o Blinzler, pero que también es muy respetable y que nos parece magníficamente argumentada. Algunos de los lectores de este artículo pensarán que esta divergencia entre pareceres a la hora de explicar el significado del término hermano se debe a un intento artificial por defender el dogma de la virginidad perpetua de María; a estos lectores, sólo me queda decirles que lean el primero de los artículos dedicados a la virginidad perpetua de Nuestra Señora, donde queda demostrado cómo la creencia en esta virginidad perpetua es anterior al establecimiento del dogma, y cómo las diferentes teorías acerca del significado de la palabra hermano aparecen cuando por el distanciamiento en el tiempo respecto a la época de Jesús y a los años inmediatamente posteriores (cuando no hacía falta explicar nada, ya que todos los cristianos sabían que el término hermano en el mundo semítico tenía un significado mucho más amplio), empiezar a surgir dudas en cuanto a la cuestión.

 

¡Bendita sea la Inmaculada siempre Virgen María, Madre del Resucitado!

 

Fuentes:

Messori, Vittorio; Hipótesis sobre María; LIBROSLIBRES, Madrid, 2007.

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • : Blog católico acerca de la Historia del Cristianismo, en relación con temas actuales.
  • Contacto

Recherche

Liens