Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
19 julio 2011 2 19 /07 /julio /2011 21:19

            Aunque sea muy políticamente incorrecto, aún en nuestra España, que parece rechazar todo su pasado en cuanto éste es reflejo del fuerte espíritu religioso que ha impregnado nuestra historia, tenemos la obligación de recordarlo y estudiarlo convenientemente para saber cuáles son nuestras raíces, de dónde venimos, y así poder obtener conclusiones útiles de cara al futuro de nuestra nación.

            Nada más lejos de mi intención que atacar a los fieles de la religión islámica; no obstante, es justo reconocer que uno de los grandes logros de nuestra historia, junto al descubrimiento, colonización y evangelización de América, la fundación del Derecho Universal, o la contribución al desarrollo del pensamiento y las artes (por cierto, muy relacionado con nuestra fe católica), es el de haber logrado mantener a ralla a la civilización musulmana y evitar su asentamiento profundo en Europa (al menos en Europa Occidental). Habría que hablar aquí de la Reconquista, empresa épica impresionante por la que España, con sus diferentes reinos, logró expulsar a los musulmanes de la Península Ibérica tras casi 800 años de invasión. Pero nos centraremos ahora en la batalla de Lepanto, dentro del choque que en todo el siglo XVI se produjuo entre España y el Imperio Otomano.

            Pongámonos en situación: en 1571, año de la batalla de Lepanto, los turcos se habían hecho dueños de todo el Mediterráneo oriental, y hostigaban continuamente las costas de Europa Occidental a través de los corsarios berberiscos que para ellos "trabajaban". Tras la caída de Constantinopla en 1453, el Imperio Otomano se hizo dueña de los territorios balcánicos, y llegó incluso a presentarse ante las puertas de Viena, lo cual provocó que el Emperador Carlos V tuviera que acudir en su ayuda para romper el sitio. Evidentemente, ante este panorama, tanto España (que tenía posesiones en Italia) como las repúblicas de Venecia y Génova y el mismo Papado comprendieron el peligro que se cernía sobre sus tierras, además de las pérdidas comerciales que se estaban produciendo. España, la gran potencia católica de aquel entonces, capitaneada por Felipe II, y el Papa Pío V, intentaron formar una alianza para hacer frente al poderío turco, pero Venecia no vio claro la necesidad de la jugada hasta que los turcos conquistaron Chipre y atacaron su propio territorio en Italia. Finalmente, los cuatro estados sellaron su alianza y se pusieron manos a la obra.

           Pero aquí no había simplemente un interés político o económico. Al menos en lo que respecta a España y la Santa Sede, existía una clara percepción del peligro que el avance turco constituía para la misma supervivencia del cristianismo europeo. Mientras, las naciones europeas protestantes no quisieron secundar el llamamiento papal, y Francia, envidiosa del poderío español, siguió su línea procuró muy mucho no enemistarse con el Imperio Otomano. Se suele criticar mucho la actuación de la Iglesia Católica, sobre todo en siglos atrás, pero tan cierto como sus errores (que los ha habido, por supuesto) es que sólo ella, incluyendo a varias naciones católicas, sobre todo España, supo ver lo que se jugaba toda Europa en aquellos momentos.

          Finalmente, el 7 de octubre de 1571 -día de la Virgen del Rosario-, en las costas helénicas del Golfo de Lepanto, la flota cristiana, en la que participaron figuras militares tan excepcionales como los españoles don Juan de Austria (hermanastro del Rey Felipe II) y don Álvaro de Bazán, Marqués de Santa Cruz, gran marino como pocos en la historia, consiguió una impresionante victoria ante la fortísima armada turca. Cierto es que posteriormente las potencias católicas no supieron ponerse de acuerdo, y se desaprovechó una oportunidad única para atacar al Imperio Otomano, además de que éste recompuso rápidamente su flota; pero no hay que olvidar que a partir de ese 7 de octubre de 1571, las incursiones turcas en el Mediterráneo occidental menguaron, y el peligro de una invasión disminuyó en gran medida. No nos equivocamos al decir que la contienda que vieron las costas de Lepanto fue tan importante para la supervivencia de Europa, y por ende, para la civilización occidental -cristiana- tal y como la conocemos (con sus conceptos de razón, libertad...), como en su día la de Maratón (frenando la entrada de los persas en Grecia, que podría haber truncado todo el desarrollo de nuestra cultura -aún no existiendo todavía el mensaje cristiano, pero que también tiene en el mundo clásico parte de sus cimientos-), o el mismo Desembarco de Normandía. Por tanto, Miguel de Cervantes, participante en aquella batalla, la cual le costó la movilidad de uno de sus brazos, acertó plenamente cuando la describió como la más alta ocasión que vieron los siglos.

          Se cuenta que san Pío V, mientras celebraba la procesión del Rosario en Roma, tuvo una visión en la que contempló la victoria cristiana. Además, el triunfo de la armada europea se atribuyó a la intercesión de la Virgen gracias al rezo del Rosario por parte de los miembros de la flota antes de la batalla; fue por esta victoria que se añadió a las letanía lauretanas la advocación de Auxilio de los Cristianos.

         Como católicos y españoles, pues, estemos orgullosos de haber contribuido a la salvación del Cristianismo en nuestra vieja Europa.

 

          Fuentes:

          Esparza, José Javier; La gesta española; Áltera, Barcelona, 2007.

          Farrelly, Brian, O.P.; Génesis histórica y valor teológico pastoral del Rosario mariano, en Vida sobrenatural; San Esteban, Salamanca, septiembre-octubre 2002, nº. 623.

          

   

Compartir este post

Repost 0
Published by J.L.R.P. - en VARIOS
Comenta este artículo

Comentarios

Emilio 07/30/2011 04:08



No sabía lo importante de esos hechos. Gracias.



J.L.R.P. 07/30/2011 12:38



Así fue, amigo. Nos salvó de la conversión de buena parte de Europa en civilización islámica, con todo lo que ello conlleva. Un abrazo fuerte, y ¡gracias por tu colaboración hermano!



Présentation

  • : El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • : Blog católico acerca de la Historia del Cristianismo, en relación con temas actuales.
  • Contacto

Recherche

Liens