Saturday 23 april 6 23 /04 /Abr 20:21

   Hoy día se ha puesto de moda, por parte de algunos teólogos como José Antonio Pagola, decir que la Resurrección de Cristo no fue un hecho histórico (sí real), sino una experiencia de fe de los discípulos. Así, éstos recibieron de Dios la confirmación interior de que la Resurrección de Cristo se había producido. Es de esta forma como Pagola explica el significado de las apariciones de Nuestro Señor.

  Pero esta interpretación es a todas luces errónea, y así lo reconocen la gran mayoría de exegetas. Siguiendo de nuevo al teólogo José Antonio Sayés, es difícil defender que la convicción de que la Resurrección de Cristo se había producido proveniera de una experiencia de fe de los apóstoles. ¿Qué experiencia de fe podían vivir unos hombres y mujeres que estaban abatidos tras la muerte de su Maestro, que según sus expectativas había fracasado, y se reunían escondidos por miedo a los judíos?; ¿así, de repente, iban a empezar su evangelización y testimonio, de forma tan valiente? No se comprende este cambio tan radical sin el acaecimiento de un hecho sorprendente que cambió la vida de todos ellos, e incluso el rumbo de la Historia.

  Hay otras claras muestras en los Evangelios. José Antonio Pagola nos dice también que las apariciones de Cristo resucitado fueron experienca de fe, no hechos históricos, y eso se topa de bruces con un análisis exahustivo de los textos, tal y como demuestra Sayés: cuando Nuestro Señor se presenta ante los discípulos, a veces es expresado por los verbos faino y faneroo, que vendrían a significar aparición visible. También se usa el verbo ophthé, aoristo pasivo que se traduce como se dejó ver.

  Por otra parte, recordemos que cuando el Evangelio de Lucas nos habla de la aparición ante los discípulos de Emaús, es cierto que éstos lo reconocen a través de una experiencia de fe, pero ello no quita que verdaderamente Cristo estuviera presente delante de ellos, en cuerpo y alma. La Resurrección de Cristo no fue como la de Lázaro, para volver a morir, sino un hecho completamente trascendente, que le dio un cuerpo eterno; por eso, a Cristo no lo veía resucitado quien quería, sino aquél a quien Él mismo quería mostrarse. Como comenta Benedicto XVI en la segunda parte de Jesús de Nazaret, recientemente publicada, Para los testigos que habían encontrado al Resucitado esto no era ciertamente nada fácil de expresar. Se encontraron ante un fenómemo totalmente vuevo para ellos, pues superaba el horizonte de su propia existencia. Por más que la realidad de lo acontecido se les presentara de manera tan abrumadora que los llevara a dar testimonio de ella, ésta seguía siendo del todo inusual (...). El mismo pasaje nos dice  que "Jesús se hizo invisible ante ellos (afantos egeneto)" -José Antino Sayés, en respuesta a José Antonio Pagola-, lo cual presupone ciertamente que se había hecho antes visible delante de ellos. Para hablar de experiencia interior, los evangelistas hubieran usado la palabra griega horama, lo cual no ocurre nunca, nos sigue diciendo Sayés.

   Otro detalle no carente de importancia: en el Evangelio de Juan vemos cómo Juan y Pedro ven el sepulcro vacío, y las vendas en el suelo. Entonces, dice el autor del Evangelio, es decir, san Juan sobre sí mismo, que vio y creyó. Pero el término griego que usa el orginal es keimena, es decir, que las vendas estaban yacentes, como desnfladas; posiblemente por ello san Juan vio y creyó que había resucitado, tras el anuncio de María Magdalena de que el sepulcro estaba vació (ver Jn, 20).

   Y es que como dice Ignacio Carbajosa, la Resurrección de Cristo dejó unas pruebas que lo convierten en un hecho histórico, no en una entelequia de nuestra fe o razón. Si creemos en que Dios es el Creador, y Todopoderoso, no hay ninguna dificultad en reconocer la posibilidad de que se produjera aquel hecho; y es que aunque el Cientifiscmo que hizo furor a partir de la aparición de la Nueva Ciencia (siglos XVI-XVII) ha terminado por considerar como conocimiento verdadero sólo aquél que proviene de la experimentación y que puede ser comprobado por los sentidos, la misma razón nos dice que debe haber algo más, algo que nos trasciende, que mueve todo lo existente, y que a su vez es principio de todo ellos: con esta premisa, no hay ninguan complicación a la hora de reconocer que la Resurrección de Cristo está totalmente acorde con nuestra razón, y que puso ser un acontecimiento completamente histórico.

   ¡Feliz Pascua de Resurrección en Cristo Nuestro Señor! ¡Que nos desborde la alegría, porque la muerte ha sido vencida!

Por J.L.R.P. - Publicado en: VARIOS
Escribir un comentario - Ver los 1 comentarios
Volver a la página principal

Présentation

Créer un Blog

Recherche

Calendrier

October 2014
M T W T F S S
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 31    
<< < > >>
Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados