Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
21 mayo 2011 6 21 /05 /mayo /2011 18:33

       Esta gran verdad es la que nos recuerda Benedicto XVI en su segunda encíclica, Spe Salvi. Sólo con una visión trascendente de la vida, con una fe en Aquél que puede darnos vida eterna, el hombre puede tener esperanza; no una esperanza parcial, temporal, sino la esperanza que como anticipo de la Gloria hace que empecemos ya a disfrutarla en esta vida terrena. En estas últimas semanas, con acontecimientos como el tsunami de Japón, o el terremoto de Lorca, el hombre ha visto una vez más hecho añicos su sueño de conseguir por sí mismo el paraíso terrenal, sin contar con Dios. Otra vez, el hombre se vuelve hacia el cielo buscando una razón que justifique todos estos sucesos.

      El británico Francis Bacon (1561-1626), padre de la Nueva Ciencia y defensor acérrimo de método hipotético-deductuvo, quería librar de lo que él llamaba idola (prejuicios) a la práctica científica, limpiándola de la tradición filosófica. Su objetivo no era otro que el dominio de la Naturaleza para el bienestar social. No hay que olvidar sus críticas a la Metafísica de Aristóteles, que según su propia  opinión no valía para otra cosa que para enredar. Este autor, aunque no obstante hubo otros precursores, constituyó uno de los eslabones hacia el olvido de Dios y el trasbase de la esperanza en nuestro Creador a la Ciencia.

      En el siglo XIX, F. Nietzsche (1844-1900) criticó abiertamente al Cristianismo, que según él había siempre arrebatado al ser humano el legítimo anhelo a vivir según sus sentimientos más íntimos, sus pasiones más instintivas, sin verse refrenado. Anunció la muerte de Dios, y el reinado de un nuevo hombre que todo lo podría. Creo que no es necesario decir qué influencia tuvieron estas opinionen en el surgimiento del nazimo en el siglo XX.

      Y no hay que olvidar otras figuras como el filósofo J.P. Sartre, que consideraba que sin Dios el hombre sería completamente libre.

     ¿Hasta cuándo no comprenderemos la desesperación en que cae el hombre cuando olvida su faceta trascendente? Sólo Dios puede dar consuelo y sentido ante las desgracias como las de estos últimos tiempos.

 

Compartir este post

Repost 0
Published by J.L.R.P. - en VARIOS
Comenta este artículo

Comentarios

Emilio 07/30/2011 18:55



Dios nos hizo para El y sólo en El hallaremos descanso. No olvido estas palabras de San Agustín. Además, la Encarnación y la Resurrección nos muestran que sólo unidos a Dios podemos trascender.
Esto es lo que significa la unión hipostática de las naturalezas humana y divina en Cristo Jesús , el nacer nuevamente del Espíritu en palabras del Señor refiriéndose a nuestra salvación o ¿no?



J.L.R.P. 07/30/2011 22:59



Exactamente, Emilio. La venida del Hijo de Dios al mundo santificó toda la creación, especialmente al hombre. Dios bajando, para que el hombre suba. Por fin un hombre (porque Cristo fue verdadero
hombre) respondió con total fidelidad al amor de Dios; ahora sabemos el camino, y tenemos la fuerza del Espíritu para recorrer el mismo sendero que Él nos enseñó. ¡Hemos nacido del Espíritu de
Dios! ¡Dios contigo Emilio!



Présentation

  • : El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • : Blog católico acerca de la Historia del Cristianismo, en relación con temas actuales.
  • Contacto

Recherche

Liens