Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
27 diciembre 2012 4 27 /12 /diciembre /2012 15:24

        El 27 de diciembre la Iglesia Católica celebra la festividad de San Juan Apóstol y Evangelista, el discípulo amado de Jesús. Ya vimos cómo el día de Santa Lucía (13 de diciembre) o el de San Esteban (26 de diciembre) o San Silvestre (31 de diciembre) poseían un fuerte significado navideño (ver los artículos correspondientes). ¿Pero tiene algún sentido celebrar en estas fechas tan señaladas la fiesta de San Juan Evangelista, a parte de la importancia propia que presenta tan magno personaje? Pues por supuesto que sí; pocas veces da la Iglesia puntada sin hilo.

      El Apóstol San Juan, autor del Evangelio que lleva su nombre (al menos como padre de la llamada escuela jóanica, si no como redactor directo), fue el que de forma más bella expresó el misterio de la Encarnación, del Dios hecho hombre: 

 

 

Al principio existía la Palabra, 
y la Palabra estaba junto a Dios, 
y la Palabra era Dios.

Al principio estaba junto a Dios.

Todas las cosas fueron hechas por medio de la Palabra 
y sin ella no se hizo nada de todo lo que existe. 

 

Vino a los suyos, 

y los suyos no la recibieron.


Y la Palabra se hizo carne 

y habitó entre nosotros. 
Y nosotros hemos visto su gloria, 
la gloria que recibe del Padre como Hijo único, 
lleno de gracia y de verdad.

(Jn 1, 1-3, 11, 14).

 

        Leyendo estos pasajes del primer capítulo del Evangelio de San Juan podemos comprender perfectamente porqué en estas fechas Navideñas, cuando la Iglesia celebra el Nacimiento del Salvador, encontramos también la fiesta de San Juan Evangelista. En un misal de 1954 (aunque en su 6ª edición de 1962), preparado por el Padre Luis Ribera, C.M.F., leemos lo siguiente al llegar al 27 de diciembre:

 

        San Juan Evangelista es el Apóstol que más nos habla de la Divinidad de Jesús. Basta leer su Evangelio y se verá que, aun contando la vida y doctrina del Señor, toma un camino muy diferente de los otros Evangelistas. Manifestándose en estos días el Hijo de Dios a los hombres, no podía faltar, junto a las fiestas de Navidad, la fiesta de quien tan altamente nos habló de Dios hecho Hombre.

 

¡Bendito sea Cristo, el Hijo de Dios hecho uno de los nuestros, nacido del seno virginal de María Santísima! ¡Bendito sea en sus santos! ¡San Juan Evangelista, el discípulo amado, interceda por los hombres!

 

 

 

 

Compartir este post

Repost 0

Comentarios

Présentation

  • : El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • : Blog católico acerca de la Historia del Cristianismo, en relación con temas actuales.
  • Contacto

Recherche

Liens