Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
28 octubre 2013 1 28 /10 /octubre /2013 15:24

        Hay autores que no consideran justo que la Iglesia Católica canonizara a Santo Tomás Moro (1477-1478/1535), mártir al negarse a aceptar el divorcio del inglés Enrique VIII con Catalina de Aragón, y no adherirse por tanto al Acta de Supremacía que declaraba al Rey de Inglaterra como cabeza de su Iglesia, rompiendo con Roma. Se basan en algunos puntos de su obra más más famosa Utopía, en la que da toda la impresión que apoya actos como el de la Eutanasia al hablar de los enfermos: 

Es inútil, por tanto, obstinarse en dejarse devorar por más tiempo por el mal y la infección que le corroen. Y puesto que la vida es un puro tormento, no debe dudar en aceptar la muerte. Armado de la esperanza, debe abandonar esta vida cruel como se huye de una prisión o del suplicio (Utopía, Libro Segundo).

       No todos los analistas de la obra moreana interpretan de la misma manera la narración idealista que el marino Rafael Hitlodeo hace de la sociedad en la isla de Utopía. Para unos es ciertamente la visión que Moro tendría de un mundo ideal, frente a la decaída y corrupta Inglaterra del Renacimiento; otros, en cambio, ven un cariz mucho más irónico en la descripción de la isla imaginaria. Pero independientemente de que los últimos o los primeros tengan razón, lo que hay que dejar claro es que los autores que niegan la santidad de Tomás Moro yerran de cabo a rabo, ya que la tradición de la Iglesia Católica siempre ha considerado el martirio como un bautismo de sangre, en el que por entregar la vida a causa de la fe en Cristo, todo pecado, ya fuera el original (si el mártir no había sido bautizado antes), el venial o el mortal, quedaba automáticamente borrado.

        ¡Bendito sea Dios en sus santos! ¡Santo Tomás Moro, patrón de los políticos, intercede por ellos, y por todo el pueblo católico, para que siempre esté dispuesto a dar testimonio de su fe, aún hasta las últimas consecuencias!

Fuentes:

Moro, Tomás; Utopía; Alianza Editorial, 2012, Madrid.

Repost 0
9 junio 2013 7 09 /06 /junio /2013 21:09

      Las revelaciones que la monja polaca Santa María Faustina Kowalska (1905-1938) vivió, y que recogió en su famoso Diario, son un auténtico mensaje de esperanza para el hombre moderno, tan alejado de Dios voluntariamente, pero a la vez tan inmerso en la desesperación (no hay nada más que ver cómo ha aumentado en nuestros días el número de suicidios, depresiones y consultas de psicólogos). Cristo quiso que Santa María Faustina fuera la secretaria de Mi misericordia; te he escogido para este cargo en ésta y en la vida futura (Diario, 1605). El objetivo de Nuestro Señor no era otro que enviar a la humilde sierva polaca a toda la humanidad con Mi misericordia. No quiero castigar a la humanidad doliente, sino que deseo sanarla, abrazarla a Mi Corazón misericordioso (Diario, 1588).

        El padre y teólogo Ignacy Rózycki, experto mundial en el análisis del mensaje divino a Santa María Faustina Kowalska, destaca cinco prácticas fundamentales en la devoción a la Divina Misericordia: la imagen de Jesús Misericordioso -que encontramos en nuestras iglesias-, la Fiesta de la Divina Misericordia -el primer domingo posterior a la Pascua de Resurrección-, la Hora de la Misericordia -las tres de la tarde, instante de la muerte de Cristo-, la propagación de la devoción a la Divina Misericordia, y la Coronilla a la misma. En este artículo vamos a centrarnos en esta última: la Coronilla a la Divina Misericordia.

        Esta oración fue revelada por Cristo a la santa entre el 13 y el 14 de septiembre de 1935, cuando Faustina se encontraba en Vilna, con el objeto de frenar la ira divina contra la humanidad a causa de sus pecados. Escuchó una voz interior que le decía: 

Cuantas veces entres en la capilla, reza en seguida esta oración que te enseñé ayer. 

Esta oración es para aplacar Mi ira, la rezarás durante nueve días con un rosario común, del modo siguiente: primero rezarás una vez el Padre nuestro y el Ave María y el Credo, después, en las cuentas correspondientes al Padre nuestro, dirás las siguientes palabras: Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero; en las cuentas del Ave María, dirás las siguientes palabras: Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero. Para terminar, dirás tres veces estas palabras: Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero (Diario, 476).

         Para comprendernos: se comienza rezando un Padre nuestro, un Ave María y un Credo, y luego en lugar de los misterios del Rosario común, rezamos cinco decenas (pero sin nombrar los misterios), con las oraciones que hemos citado anteriormente (que sustituyen a las normales del Rosarios -es decir, no se reza el Padre nuestro y la nueva de la Coronilla, sino sólo la nueva-). Al finalizar las cinco decenas, se reza tres veces la oración Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal...

          Los premios que recibirán los que recen esta Coronilla son impresionantes, pero no se quedan ahí, sino que también abarcarán, por ejemplo, a los moribundos junto a los que se rece. Le dijo Nuestro Señor: A las almas que recen esta Coronilla, Mi misericordia las envolverá en vida y especialmente a la hora de la muerte (Diario, 754). En otro pasaje del Diario, cuenta la "secretaria" de la Divina Misericordia que tras estar junto a una persona agonizante, escuchó en su alma que le decían: Reza la coronilla que te he enseñado (Diario, 810). Fue rápidamente a por el rosario y se arrodilló junto a la moribunda, para rezar la oración que la divinidad le había comunicado. Entonces, nos cuenta Santa María Faustina, de súbito la agonizante abrió los ojos y me miró, y no alcancé a rezar toda la coronilla porque ella murió con una misteriosa serenidad. (...). El Señor me hizo saber que aquella alma recibió la gracia que el Señor me había prometido. (...). Sentí cómo la fortaleza de la misericordia cubría aquella alma (Diario, 810). Cuando la santa se retiró y se quedó a solas, escuchó del Padre Celestial las siguientes palabras: Defenderé como Mi gloria a cada alma que rece esta Coronilla en la hora de la muerte, o cuando los demás la recen junto al agonizante, quienes obtendrán el mismo perdón. Cuando cerca de un agonizante es rezada esta Coronilla, se aplaca la ira divina y la insondable misericordia envuelve al alma y se conmueven las entrañas de Mi misericordia por la dolorosa Pasión de Mi Hijo (Diario, 811).

          ¿Somos conscientes, no ya todos los hombres, sino los propios católicos, de la infinita bondad y misericordia de la Santísima Trinidad para con sus hijos? ¿Caemos en la cuenta de que Cristo está deseando que acudamos a su Divina Misericordia, a Él, para perdonárnoslo todo, absolutamente todo? ¿Comprendemos el maravilloso poder que el Padre ha otorgado a la oración, por los méritos de la Pasión de su Hijo Único? Más aún, ¿conocemos el mensaje que la Santísima Trinidad reveló a Santa María Faustina Kowalska, y más concretamente, las promesas que realiza a los que recen la Coronilla de la Divina Misericordia? 

          Abuelita, que Aquél que en su infinita misericordia siempre cumple sus promesas, te acoja en su seno para toda la eternidad. ¡Bendito sea Cristo misericordioso!

 

Fuentes:

  •  María Faustina Kowalska, Santa; La Divina Misericordia en mi alma. Diario de Santa María Faustina Kowalska; Marian Press, 1996.
Repost 0
28 mayo 2013 2 28 /05 /mayo /2013 19:37

       Hay noticias desde la Edad Media acerca de las que se solían llamar "manías danzantes". Estas enfermedades, también llamadas coreas por el alquimista Paracelso en el siglo XVI, provocaban un movimiento incontrolado del cuerpo, parecido al que se lleva a cabo al bailar (la palabra corea proviene del término latino chorea, que significa baile). En aquellos tiempos se consideraba que la causa de dichas enfermedades era el pecado. La doctora en Neurociencias Carmen Agustín Pavón nos comenta, además de todos los datos anteriores, que la única posibilidad de curación para esos males eran las peregrinaciones a los santos que se encargaban de la protección de los enfermos. Los "dedicados" al cuidado de esos hombres que sufrían de corea eran San Juan, San Antonio y, en los territorios alemanes y eslavos, San Vito.

       ¿Y por qué San Vito? Pues muy fácil. San Vito fue un mártir siciliano que presenta una conexión con el arte del baile que al parecer es bastante antigua (no en vano se le considera el patrón de los bailarines). 

        Yo creo que lo más importante de este tema, además de conocer las tradiciones cristianas, y por tanto, conocernos  nosotros mismos un poco mejor, es observar cómo siglos atrás la fe religiosa lo abarcaba todo, impregnando todas las capas de la sociedad y de nuestras vidas. Hoy día, en cambio, hemos expulsado a Dios de nuestro día a día... ¿Hemos salido ganando? Sinceramente, creo que salta a la vista que no...

        ¡Bendito sea Dios en sus santos!

 

Fuentes:

  • Agustín Pavón, Carmen; La manía danzante, en Historia y Vida, nº. 543; Prisma Publicaciones 2002, Barcelona, 2013.
Repost 0
7 febrero 2013 4 07 /02 /febrero /2013 23:54

       ¡Otra fantástica anécdota acerca de Juan Pablo II! ¡Y van nueve...! Como en casi todas las anécdotas versadas sobre el Beato que hemos contado anteriormente, el texto expuesto a continuación procede de la biografía del Santo Padre escrita por Miguel Álvarez (El Joven que llegó a Papa). Pero antes, situémonos: estamos en Estados Unidos, en octubre de 1979, al poco de ser elegido Papa; el Santo Padre ha realizado una visita a la nación norteamericana, y como suele hacer siempre, ha reservado tiempo para reunirse con los más jóvenes, cosa que en esta ocasión realiza en el Madison Square Garden de New York:

          Su buen humor está presente hasta el final. Al despedirse, les manifiesta su alegría por este encuentro con la gente joven. Con the young people, dice en inglés, pronunciando mal esta última palabra. Inmediatamente se corrige, la pronuncia bien y bromea sonriente:

             -¡Es que, chicos, el Espíritu Santo no ha ido al Instituto Berlitz!

 

        ¡Bendito sea Cristo en su Beato Juan Pablo II! ¡Que el papa de los jóvenes interceda por todos nosotros! 

 

Fuentes:

  • Álvarez, Miguel; El joven que llegó a Papa; Casals, Barcelona, 1999.
Repost 0
23 enero 2013 3 23 /01 /enero /2013 18:58

       Hoy traemos a la palestra a un personaje que jugó un papel esencial en el marco de la Contrarreforma. Francisco de Sales nació en Francia en 1567, y murió en 1622. Fue nombrado obispo de Ginebra en 1602, ciudad que había constituido el epicentro de la Reforma llevada a cabo por Calvino. Realizó una labor impresionante en oposición a los herejes protestantes, y fue un maravilloso director espiritual, lo que le llevó a escribir la Introducción a la vida devota (1607), "uno de los libros más leidos en la edad moderna", en palabras de Benedicto XVI. Por otra parte, de su relación con Santa Juana Francisca de Chantal nació la Orden de la Visitación, congragación femenina que incidía en uno de los caballos de batalla del santo francés: siempre con  humildad, la santidad puede ser alcanzada en las cosas sencillas del día a día. Así, en la obra antes mecionada, Introducción a la vida devota, expresa la necesidad de implantar en los laicos, en definitiva, en todos los hombres, sea cual sea su condición, el deseo de seguir fielmente al Señor. Como vemos, una idea completamente actual, a la cual el Concilio Vaticano II proporcionó un gran empuje. Posteriormente, en 1616, escribió el famoso Tratado del amor de Dios, obra de alto contenido místico, que también trataba la relación intrínseca entre razón y fe. Fue proclamada Doctor de la Iglesia por Pío IX en la segunda mitad del siglo XIX. 

         Pero dicho todo esto, ¿por qué es considerado entonces San Francisco de Sales patrón de los periodistas y escritores? Se cuenta de él que intentando convertir a los protestantes, al ver que por miedo o por otros motivos éstos no se dejaban predicar, preparó unas hojitas que por la noche repartía en las puertas de las casas. A esta inteligente estrategia apostólica, se suma también su obra Controversias, ejemplo de periodismo católico certero y astuto.

        ¡Que San Francisco de Sales, patrón de los periodistas y escritores católicos, cuya fiesta celebramos hoy 24 de enero, interceda por todos los miembros de estos dos oficios tan importantes en la labor evangelizadora de la Iglesia!

Repost 0
13 agosto 2012 1 13 /08 /agosto /2012 01:10

    ¡Otra maravillosa anécdota del beato Juan Pablo II! Es el testimonio de un profesor universitario miembro del Opus Dei, y que durante su etapa de estudiante llegó a actuar de payaso ante el Papa varias veces. La historia no tiene desperdicio:

 

Soy el once de catorce hermanos y pertenezco al Opus Dei desde hace veinte años. Aunque la idea de la santidad en la vida ordinaria me la habían intentado trasmitir mis padres desde pequeño, me lo creí de verdad cuando recibí la vocación a la Obra, y todavía me lo sigo creyendo.

En mis años de estudiante cultivé la afición de actuar de payaso, hasta casi ganarme la vida con ello. Un año fui a Roma con otros estudiantes y tuve la fortuna de ver al Papa y de poder actuar para él vestido con mis ropas de payaso, junto con un amigo mío que ahora es sacerdote, que hacía de mago fanfarrón muy muy gracioso. El Santo Padre se rió tanto que casi se cayó de la silla –y no exagero-. Gracias a Dios, dado el éxito, volvimos a actuar para él en seis ocasiones, en seis años casi consecutivos, en el marco de una audiencia para el Congreso Universitario UNIV, que se tiene todos los años en Roma en Semana Santa.

Me consuela pensar que entre tantos trabajos y preocupaciones yo pudiera aportarle un poquito de gozo y de paz. Espero que me siga sonriendo desde el Cielo.

Ahora soy profesor Titular de Filosofía del Derecho en la Universidad. Procuro respetar la seriedad de la materia y hacer amable la asignatura a mis alumnos. Lógicamente, procuro no hacer el payaso en clase, y preparo mi asignatura lo mejor que puedo. También en esto he aprendido de San Josemaría: intentar hacer todo con la máxima perfección que soy capaz... otra cosa es que a menudo me quede muy lejos. Hacer el payaso en serio y dar clases sin hacer el payaso.

 

Fuente:

www.opusdei.es 

Repost 0
29 julio 2012 7 29 /07 /julio /2012 20:31

En la página web del Opus Dei (www.opusdei.es) he encontrado una interesante entrevista publicada en 2011 a Monseñor Stawomir Oder, postulador de la causa de beatificación de Juan Pablo II, y sacerdote polaco para más señas. Él nos cuenta algunos detalles muy interesantes sobre la vida del gran Pontífice. Transcribo aquí una de éstas anécdotas, que vuelvo a decir, a veces cuentan más de una persona que la narración de grandes hechos.

 

P.: Un Papa tan bueno, ¿tenía defectos?
R.: ¿Defectos? Bueno, imagino que sí, como todos. Algunos dicen que era demasiado transparente. Recuerdo el problema que se creó cuando una periodista logró fotografiarlo mientras se lanzaba a la piscina de Castel Gandolfo. Cuando le informaron, dijo: “¿De verdad? ¿Y dónde lo podré ver publicado?”.  Y es que le daba igual.

 

Auténticamente, era un hombre de Dios, que nada tenía que ocultar... ¡Que el Beato Juan Pablo II interceda por el rebaño de Cristo!

Repost 0
23 junio 2012 6 23 /06 /junio /2012 23:10

        Un año más nos encontramos en vísperas de esta fiesta tan singular dentro de la Cristiandad católica. El año pasado, con motivo de la misma, hablé ya acerca de la simbología que guardaba el hecho de que la principal fiesta de San Juan Bautista (que por cierto es su Natividad, no su muerte, como suele ocurrir con el resto de los santos) se celebrara con ocasión del solsticio de verano, y la relación escriturística que guardaba con el Nacimiento de Cristo la noche del 24 al 25 de diciembre, justo seis meses después.

        En esta ocasión voy a centrarme en otro aspecto también muy llamativo, y que resulta revelador de la importancia histórica que ha guardado para la Iglesia el culto a este santo. Vayamos a la homilía que Juan XXIII pronunció en mayo de 1960 con motivo de la canonización de Gregorio Barbarigo. En ella, el Santo Padre defendía la tesis tradicional que abogaba por que tanto San José como San Juan Bautista, el Precursor, del que hoy hablamos, habrían resucitado ya en cuerpo y alma. Esta antigua idea tendría su base en el siguiente pasaje de Mateo, que trata sobre un hecho prodigioso producido tras la muerte de Cristo en la cruz:

       Pero Jesús, dando de nuevo un fuerte grito, exhaló el espíritu.

      En esto, el velo del Santuario se rasgó en dos, de arriba abajo; tembló la tierra y las rocas se hendieron. Se abrieron los sepulcros, y muchos cuerpos de santos difuntos resucitaron.

      

       Lo que sí es seguro, es que el Precursor, el Bautista, la voz que gritó y sigue gritando en el desierto para que preparemos el camino al Señor, goza de la felicidad eterna junto a Nuestro Señor, y allí intercede por nosotros sin parar. ¡Felicidades a todos los juanes y juanas!

 

Fuentes:

Messori, Vittorio; Hipótesis sobre María; LIBROSLIBRES, Madrid, 2007. 

Repost 0
2 junio 2012 6 02 /06 /junio /2012 02:43

     Vayamos con otra maravillosa anécdota referida a Juan Pablo II el Grande relatada por Miguel Álvarez en El joven que llegó a Papa:

    

      Con estas palabras y tantas otras, ha animado a los jóvenes, en todas las latitudes del mundo a plantearse la vocación sacerdotal, como una de las posibilidades de la vida (...).

       Le ocurrió a un joven norteamericano, que ampliaba sus estudios de pintura en Roma. Animado por unos amigos, asistió a una de las audiencias generales del Papa. Con suerte, pudo colocarse en la primera fila y saludar al Pontífice.

       -Soy norteamericano, católico, estudio pintura y mi gran afición es el tenis...

       El Papa le escuchó atentamente, le bendijo y siguió su camino, saludando a otras personas. El joven se quedó conmovido por la simpatía y el interés con que le había atendido, y realizó gestiones para asistir a la audiencia siguiente.

       Un recorrido similar del Papa entre los peregrinos, le llevó a un segundo encuentro. Juan Pablo II lo reconoció:

       -¡El joven pintor, el joven tenista! Llama uno de estos días y jugaremos al tenis.

       De esta forma, entre partido y partido, surgió una amistad que les llevó a hablar con confianza e intimidad. Un día Juan Pablo II le sorprendió.

       -¿Has pensado alguna vez en ser sacerdote?

       - La verdad es que nunca. Mi ilusión es llegar a ser un buen pintor.

       -Si fueses sacerdote podrías también pintar todos los días. Con tu trabajo sacerdotal, estarías trazando pinceladas sobre el lienzo de tu tiempo. Y, al final del día, tendrías terminado un cuadro, que le gustaría especialmente a Dios.

        El joven acabó entrando en el seminario.

 

        Eso debe ser lo que se llama don de gentes... Sí, un auténtico don otorgado por Dios, al que tan fielmente sirvió.

 

Fuentes:

Álvarez, Miguel; El joven que llegó a Papa; Casals, Barcelona, 1999.

Repost 0
10 mayo 2012 4 10 /05 /mayo /2012 23:27

     Veamos otra significativa anécdota que nos cuenta Miguel Álvarez en su biografía de Juan Pablo II, El joven que llegó a Papa, usada ya en varios artículos anteriores a éste:

 

     ¿Y qué decir del caso de Giuseppe Janni? Es un barrendero romano que enseña con orgullo la foto más inolvidable de su vida: se le ve con el Papa en la boda de su hija Vittoria, con el electricista Mario Maltese en la capilla paulina del Vaticano. 

     Sucedió así. Visitaba el Papa la parroquia de un suburbio romano el día de los Reyes Magos, en 1979, y se acercó al belén, que había montado Giuseppe con sus amigos. Entabló conversación con él y le preguntó por la familia, su mujer, sus hijos.

     -Dentro de unos días, se casa mi hija Vittoria. Están preparándola todo.

     Vicky andaba por allí, lo oyó, y se atrevió a decir al Pontífice:

     -Sí, Santidad, me caso en febrero. ¿Podría tener la felicidad de que bendijera mi matrimonio?

     -Os espero a Mario y a ti en el Vaticano para fijar la fecha.

    

     ¡Qué humanidad la del Beato Juan Pablo II! ¡Que él interceda por nosotros, su rebaño, desde el cielo!

 

P.D.: ¡¡no me puedo resistir!! ¡El Atlético de Madrid campeón de la Europa Leagueeee! ¡¡Campeoneeeees!!

  

 

Fuentes:

Álvarez, Miguel; El joven que llegó a Papa; Casals, Barcelona, 2004.

Repost 0

Présentation

  • : El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • El blog de inhocsignovinces.over-blog.es
  • : Blog católico acerca de la Historia del Cristianismo, en relación con temas actuales.
  • Contacto

Recherche

Liens